Alma Mater: la guerra en casa

Destrucción, masacre, barbarie e incluso algún momento heroico son los elementos fundamentales que como espectadores vemos una y otra vez delante de una pantalla de cine. Pocas veces se nos muestra esa otra cara, la de las familias atrincheradas allá donde pueden esperando a no ser descubiertos o simplemente intentando sobrevivir. Alma Mater se desmarca de todo cliché bélico cinematográfico haciendo que su historia se desarrolle en un pequeño apartamento de la Siria en guerra. Desde este pequeño hogar situado en Damasco, el director belga Philippe Van Leeuw realiza una radiografía del sufrimiento y la tensión a la que se ve sometida la sociedad siria desde que comenzará la guerra allá por el año 2011. La guerra cambia a las personas y las sociedades obligándolas a comportamientos y roles desconocidos anteriormente, algo que se desgrana y se desarrolla con suavidad y agudeza a lo largo de Alma Mater.194904.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Al desarrollarse toda la historia en un espacio tan cerrado y claustrofóbico, la película se centra en los personajes principales y en su reacción ante los horrores que les rodean, dejando lo que ocurre más allá de los muros de esa casa como elemento secundario causante del nuevo comportamiento y sufrimiento al que se ven sometidos los moradores de ese hogar. Hogar que se convierte en un microcosmo reflejo de la Siria actual para el director, quien sabe mostrar toda su habilidad con el manejo de la cámara para mostrar los horrores y las víctimas de la guerra en un espacio tan reducido y con una puesta en escena sencilla pero efectiva. El manejo de los planos, los recorridos entre los pasillos y los sonidos en off son elementos fundamentales que nos encamina a descubrir en la situación psicológica en la que se encuentra todos y cada uno de los personajes, así como enseñarnos la necesidad impulsiva de sobrevivir cuando ya no queda mucho más.

La necesidad de sobrevivir se convierte en el eje vertebrador desde el cual gira toda la historia y trama principal del film. Se nos llega a mostrar situaciones extremas donde los personajes principales, con los que has empatizado desde un primer momento, se8i4wUbmTZ39LTnp2NrZBeJmRoqS enfrentan a duros dilemas morales donde siempre parece prevalecer la necesidad de supervivivencia y que hace que el espectador entre en debate consigo mismo sobre lo que esta viendo.

 

En Alma Mater no hay momentos heroicos ni héroes, tampoco hay epifanías ni momentos catárticos. Solo hay una familia siria en un piso de Damasco que intenta con su nueva rutina sobrevivir al caos y sinsentido de la guerra . Esa otra cara de la guerra tantas veces olvidada.

266088.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s