Seoul Station: Vuelven los zombies de Yeon Sang-Ho

Comienza un apocalipsis zombie y un grupo de protagonistas tendrán que huir para poner a salvo su vida, mientras todo a su alrededor se desmorona y la gente se va convirtiendo en zombies con hambre de sangre que recorren las calles de la ciudad. Ese es el punto de partida de Seoul Station  y de todas las películas zombies de este género tan explotado en los últimos tiempos tanto en televisión como en el cine. Pero si por algo destaca y se diferencia Seoul Station es por su mensaje y la peculiar visión de la humanidad que tiene el director, la cual se ve detrás de cada mordida zombie y de esa legión de muertos vivientes que persiguen a los protagonistas de la película.

El filme está dirigido por Yeon Sang-Ho y es el prólogo de su anterior película Train to Busan. En esta ocasión, el director surcoreano vuelve a la animación tras el éxito recabado con Train to Busan por la que consiguió el premio de mejor director en el Festival de Sitges. Seoul Station comienza con un anciano mendigo gseoul-station_0ravemente herido que solo es ayudado por un borracho y, por otra lado, una pareja de novios que discute porque él ha publicado fotos íntimas de ella. Estas dos historias paralelas con la que comienza el filme sirven para introducirnos en la visión desmoralizante del director y para  desembocar rápidamente en la epidemia zombie que impregna toda la película y que sirve de hilo conductor para que el director vomite todo su punto de vista sobre la humanidad. Ya desde el principio vemos unos humanos alienados sin todavía haberse convertido nadie en zombie.

La película es totalmente sombría y misántropa en todo su metraje; características e ideas que ya pudimos ver en Train to Busan. El director nos muestra una imagen desagradable de la humanidad desde el principio hasta el final. Final que tiene un giro de guión a lo Shyamalan que sorprende y horroriza al mismo tiempo. En el filme, el hombre es un lobo para el hombre, da igual si está Screen-Shot-2016-08-15-at-11.39.22-AMvivo o es un zombie con hambre de carne humana.

Yeon Sang-Ho vuelve a mostrarnos el lado más crudo y sombrío de la humanidad con su vuelta a la animación para adultos después de Train to Busan. Y lo hace con una película en la que sabe perfectamente crear unos acertados momentos de tensión, así como unas sorprendentes y bien filmadas escenas de acción.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s