The Young Pope: el Papa bifurcado

Hace no mucho tiempo los actores se dividían entre los que hacían televisión y lo que hacían cine. Era casi imposible que los que hacían televisión consiguieran un papel en el cine y los grandes actores solo hacían películas. Eso ha cambiado, sobre todo desde la llegada de las grandes plataformas como HBO o Netflix. Así pudimos ver a un recién oscarizado Matthew McConaughey en True Detective (HBO), Kevin Spacey y Robin Wright en House of cards (Netflix), etc. Y ahora podemos ver a Paolo Sorrentino, uno de los mejores directores europeos de la actualidad, dirigir a Jude Law y Diane Keaton, entre otros grandes actores, en la serie de HBO The Young Pope.

The Young Pope era la gran apuesta de HBO para su nueva temporada junto a Westworld . Y para eso eligieron a un gran elenco de actores y, sobre todo, a uno de los directores que más cosas interesantes esta haciendo en los últimos años y que sabe desgranar el alma humana como pocos. Sorrentino, quien en 2013 se llevó el Oscar por La gran belleza, vuelve a demostrar en The Young Pope toda su inspiración y el porqué es uno de los directores más interesante de la actualidad. Pero no solo cuenta con un gran director la nueva serie de HBO, sino que cuenta con un elenco de actores maravillosos, entre ellos Jude Law, Diane Keaton o el español Javier Cámara, que saben perfectamente ajustarse al estilo tan personal de Sorrentino e interpretar a la perfección unos personajes complejos pero, a la vez, muy interesantes y enigmáticos.

La serie, que es una coproducción entre Italia, Francia, Estados Unidos y España, tiene una primera parte que trata sobre el poder, cómo lograrlo, cómo mantenerlo y de las conspiraciones que surgen a su alrededor. En esta primera mitad la serie recuerda a House of Cards pero con el Papa como protagonista y El Vaticano como estado donde se llevan a cabo todas las conspiraciones y ansías de poder. Sin embargo, la serie va evolucionando y en su segunda mitad podemos observar como los personajes se van redimiendo ante el espectador (en la primera mitad, la mayoría de los personajes crean incomodidad y antipatía al espectador). Poco a poco, esos mismos personajes, que utilizaban todas sus fuerzas para intentar lograr el poder y sus logros personales, se transforman y utilizan estos mismo esfuerzos para intentar transformar el mundo y su imagen ante la audiencia.

Casi todos los personajes de la serie sufren esta transformación, pero en el que más evidente es esta transformación es en el Papa Pío XIII. Al comie9920aaffcd5cbbddc8f5cab5247e4ed9b5161f4enzo de la serie, vemos un Papa despótico que solo quería llegar al poder y que, ahora que ha llegado, no sabe que hacer con él. Se centra en desbaratar el poder de todos los que tiene alrededor con el único fin de proteger su propio poder, aunque no sepa que hacer con él. Un Papa que se cierra en si mismo como táctica de marketing para que la gente vuelva a la Iglesia porque él, al ser huérfano, sabe perfectamente que el ser humano por lo que siente más atracción es por lo que se ha perdido y por lo que te abandona. Pero, a medida que los capítulos van pasando, el personaje evoluciona y nos muestra todos sus misterios. Comenzamos a conocer un poco mejor al Papa sin que esto signifique que deje de ser misterioso y contradictorio. En esta segunda mitad, deja a un lado sus esfuerzos por mantener el poder y se centra en su poder transformador. Todo esto hubiera sido imposible de llevar tan magistralmente a la pantalla sin la interpretación de Jude Law, quien se encuentra con el mejor papel de su carrera y que sabe responder con creces.

“Sorrentino, quien en 2013 se llevó el Oscar por La gran belleza, vuelve a demostrar en The Young Pope toda su inspiración y el porqué es uno de los directores más interesante de la actualidad.”

Durante toda la serie, podemos ver como el estilo de Sorrentino esta por todas partes. The Young Pope esta repleto de planos y fotografía preciosistas, así como puestas en escenas magistrales. Si había algo que se le podía criticar al director italiano en sus anteriores trabajos es su obsesión por crear imágenes preciosistas descuidando en algunas ocasiones el guión. Eso no se ve en la serie. A esas imágenes maravillosas que siempre crea Sorrentino se une un guión genial y que no tiene fisuras en los diez capítulos que dura la serie. Además, durante toda la serie, introduce su humor tan característico con grandes momentos cómicos en un guión dramático. Así podemos ver a cardenales, sacerdotes y monjas bailando o un Papa con gafas de sol Ray-Ban y que parece aburrirse y quedarse dormido en las reuniones. Humor, diálogos profundos y magistrales, hastío ante la vida, planos de gran belleza… Todo eso que hemos podido ver en las películas de Sorrentino lo vemos de nuevo en la serie unido a unos personajes enigmáticos que mantendrán en todo momento la expectación en el espectador.

The Young Pope  es una serie donde se reúne el talento de un gran elenco de actores (Jude Law, Diane Keaton, Javier Cámara, Ludivine Sagnier, Silvio Orlando, James Cronwell, etc.) con uno de los directores más interesantes y con más talento de Europa. Una serie de diez capítulos en los que el espectador disfrutara de una de las mejores series de la temporada y de los últimos tiempos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s