Moonlight: La vida en tres actos

Hace un año, en la gala de los Oscar del año pasado, hubo mucha polémica por la ausencia de profesionales del cine afroamericanos en las nomincaciones en los Oscar. Esto provocó que muchos actores afroamericanos boicotearan la gala y no asistieran a ella.Este año, después de toda la polémica sufrida, se rumorea que la Academia de cine estadounidense ha intentado compensar lo del año pasado y ha nominado a un número mayor de profesionales afroamericanos o películas sobre vidas de afroamericanos para evitar controversias. Más allá de rumores, Moonlight es una película en la que todos sus personajes son afroamericanos y esta nominadas a los principales premios de los Oscar por méritos propios. “Espero no haber sido nominado por ser negro”  declaró Mahershala Ali, actor de Moonlight y nominado al Oscar a mejor actor secundario, tras conocer su nominación y podemos afirmar que ha sido nominado por méritos propios. Todas y cada una de las nominaciones que tiene Moonlight se las merece.

La película narra la vida de un chico afroamericano que vive en un barrio conflictivo de Miami. Este chico tendrá que hacer frente a una madre con problemas, a un barrio conflictivo y, a la vez, tendrá que conocerse a sí mismo y encontrar su propia identidad. El guión de la película divide la historia en tres actos o fases: en la primera fase se centra en la niñez del chico afroamericano que vive en un barrio rodeado de drogas y que tendrá que empezar a enfrentarse a las consecuencias de las drogas en su propia casa. En la segunda fase el chico entra en la adolescencia y tendrá moonlight1que conocerse así mismo. En la tercera y última fase vemos la maduración de ese pequeño chico afroamericano que se crió en un barrio problemático de Miami y cómo eso, y todo lo vivido anteriormente, ha influido en el joven en el que se ha convertido.

El guión trata cada uno de los asuntos con un gusto exquisito y una sutileza magnífica unido a la autenticidad que emana cada línea de diálogo y cada personaje de la película. El director, Barry Jenkins, sabe ir de la mano de este magistral guión y crea imágenes bellísimas junto a otras más crudas que refleja la dura realidad de ese chico afroamericano. Y, todo esto, lo consigue combinar de forma acertada. El director no tiene prisa por contarte todo lo que quiere con un ritmo que no pega acelerones innecesarios, pero que, además, consigue no aburrir y mantener la atención del espectador durante todo el filme.

El guión trata cada uno de los asuntos con un gusto exquisito y una sutileza magnífica unido a la autenticidad que emana cada línea de diálogo y cada personaje de la película”

Un guión y una película que sabe utilizar la elipsis de forma acertada durante todo su metraje, además de estar perfectamente estructurado para contar de forma acertada la marginación, la pobreza y el rechazo a las distintas orientaciones sexuales en determinados ambientes. Una película que trata de cómo se puede perder una vida y una identidad.

Moonlight ha recibido ocho nominaciones y, más allá de polémicas de años anteriores, la película se merece todas y cada una de las nominaciones que ha recibido. Moonlight, cuando ya queda poco para la gala de los Oscar, se postula como una de las favoritas para ser la gran triunfadora de la noche junto a La La Land Manchester by the sea. Pronto veremos la solución a este duelo en la cumbre.

Advertisements

One thought on “Moonlight: La vida en tres actos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s